sábado, 23 de noviembre de 2013


                          ¡Ilusa de mí! 


Intentar dejar de sufrir soñé

¡Ilusa de mí, no lo logré!

En vuestras manos-en la palma-

Permanece cautiva mi alma


y aunque la mano queráis abrir

me es imposible, no puedo huir

no puede el sufrimiento acabar

¡porque no puedo dejar de amar!

María Sena
                                                                                       22/11/ 2013 

2 comentarios:

  1. Tener cautiva el alma de alguien que no puede dejar de amar, no tiene precio.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quien es el que ama y no sufre? ¿Hay amor sin dolor?
    Un abrazo querido Marcos
    ¡Se feliz!

    ResponderEliminar