miércoles, 24 de octubre de 2012

Haykus (encadenados)


En el otoño 
secas hojas se duermen

besando el suelo


ramas marrones 
desnudas y resecas
se estremecían.

ellas quedaron
mecidas por la lluvia
y el crudo frío

Las viejas hojas
van revoloteando
por esa tierra

que ellas dejaran
para ir a columpiarse
por  el espacio

atareadas 
hasta que un soplo de aire
haga volar

a otro lugar
y ya no volverán
hasta el verano

en primavera 
 volverán a nacer
con su verdor

para dar sombra
a ilusos  soñadores
impenitentes

que  esperanzados
escuchan el trinar
de alegres pájarillos
María Sena
19/10/2012

1 comentario:

  1. Morirse es viajar un poco
    del ramo a la tierra firme.
    Stig Dagerman

    ResponderEliminar