martes, 6 de agosto de 2013


       ¡Como duelen tus no cumpleaños!
 Alguna de aquellas cálidas tardes,  
que de añoranza se viste,
recuerdo lo que un día -durante el almuerzo- 
a tu hija le dijiste...

Que cuando partieras- allá arriba- 
desde las nubes la verías.
 Alguna tarde -ansiosa- escruto el cielo 
con la esperanza de verte.
 Pero por más  que  en el cielo busco y rebusco 
no consigo hallarte
 
¡Cuánto te extraño hija mía! 
¡Sin ti parece que me falta el aire! 
Ya no eres..,ya no estás
¡Ni aun después de que yo no sea ,te olvidare.!
 
Adiós  princesita mía...
 ¡Ya nunca más volveré a abrazarte!

María Sena

4/08/2013

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Si, pero la inestimable ayuda del tiempo es gran amiga...
      Muchas gracias por tu sentimiento Esteban..
      Besos.

      Eliminar