martes, 6 de agosto de 2013

Del baúl de mis recuerdos, (recuperado)

                                 ¡Hambre!
Ciegos y locos suenan mis sollozos, sin encontrar alivio
  estallan a trozos puntiagudos apuñalando el          delirio      


Mi soledad que... esperándote retumba y tiembla, 
               
y aun sigue aguardando que se disipe
 la niebla.

 ¡Tengo tanta hambre... de ti! mi cuerpo esta murmurando...
       
   ¡Mis entrañas envidiosas... ya lo están susurrando!
         Tus manos van resbalando por mis senos                                                caprichosos,                                   
 y mi vientre se estremece con sacudidas 
ansiosas 


 Comenzó la danza, suenan suaves y tímidas caricias,
        
oleaje...marejada...lenguas atrevidas y...¡ albricias,!

Lamiéndonos a sorbos nos íbamos 
bebiendo

¡No es un sueño soñado, nos  estamos 
viviendo!

Sumergidos en un mar de anhelantes y ardientes deseos!
            
nos mecemos acompasando nuestros  frenéticos sexos.   


Idílico néctar de placeres estamos 
gozando

el  elixir  divino en nosotros se está 
derramando

¡y locos  de contento nos abrazamos 
sollozando

María Sena
 30/11/2011

2 comentarios:

  1. Pues muy apasionado poema. Te felicito, pues yo no sé escribir sobre estos temas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lujan, pero,jajaja, solo es cuestión
    de dejar libre a la loca de la casa..
    Muchas gracias por tu cariñoso comentario.
    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar