jueves, 23 de agosto de 2012

Hermosos quereres

  < Hermosos quereres >
Cuando se rompe la noche,
antes de que el día amanece,
con sus aromas y colores
despiertan las bellas flores.
Y yo me cobijo en tu abrazo
no veo yo, mejores atajos
para vivir en tu regazo.

Con tus amorosos abrazos,
entre el deseo y la ternura,
te confundes en mi cintura,
y con tus manos hambrientas
apresas de mi la esencia,
con pasión ardiente beben
tus labios de mi querencia.

Este licor embriagador, 
fluye irreverente, entre
tus ascuas incandescentes,
momentos de embeleso,
son horas plenas de delicias,
danzare por tu cuello goloso
con mis glotonas caricias .

Daré mordisquitos traviesos,
con gozo muy voluptuoso...
se estremecerán tus huesos,
de tantísimo embeleso .
Tus manos...
Cual dichosas golondrinas,
que entre mis pechos anidan,

Y las mías...
Como palomas mensajeras,
revolotean tus piernas,
buscan la cálida fuente,
por calmar su sed ardiente.
En lontananza las estrellas,
al contemplar tanta belleza,
con sus destellos dan reflejos
danzando llenas de pureza.

Yo leña reseca, leña soy,
esperándote para arder,
tu, un torbellino de fuego.
Como brasas incandescentes,
quedan fundidos dos seres,
sin saber siquiera quien soy
ni tu, quien o cual, eres.

Con revoltijo encendido
se consumen ya los placeres,
y enamorados vuelan por
frondosos jardines verdes,
en embriagados oropeles,
conviertense en ascuas
muy candentes, eternamentes.

Llegaron los tiempos fríos,
al cabo de miles de noches,
se arrullaran tiernamente,
tranquilos en sus amoríos,
sin hacerse ningún reproche.
En su granero quedan granos.
¡ Ríen contentos en su 'noche'.!

Entre los cantares y besos,
con su cuerpo ya cansado ,
aun ríen con alborozos ,
por el amor almacenado
cuando aun eran mozos,
y saborean con contento,
la clara agua de sus 'pozos'.
María Sena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario